Actividades

De la misma categoría:

No olvides visitar...

¿Cómo solicitar servicios?

En el perfil de cada propuesta de trabajo se encuentra, a pie de página, un formulario de solicitud.

Lista de correo

Apúntate para recibir nuestras noticias por email.

Colabora con nosotros

Si te interesa nuestro proyecto de trabajo, y quieres colaborar con nosotros, haz click aquí.

Enlaces de interés

Algunas imágenes

 

Hoces del Río Jarama. Travesía Tamajón -> Retiendas -> Monasterio de Bonaval -> Puente Románico de Valdesotos [Guadalajara. España]

Actividad organizada por:  Juan José Lara Peral

Objetivo:  


[ Contacto: jjlaraperal@miljardines.es]



La Orden de San Benito (764), cuya Regla se resume en la frase "Ora et labora", ha sufrido dos grandes reformas a lo largo de su historia.
La primera es conocida como la Orden de Cluny (909), que se identifica, entre otras características, porque el abad era designado en cónclave, libremente, por los monjes de la comunidad; esta norma fue innovadora, dado que lo propio era que la designación fuera por disposición del Papado.
Además, hay un dato curioso que es auténtico marchamo de Cluny: doce fueron los monjes que fundaron el primer cenobio de esta reforma benedictina.
Por otra parte, en cuanto a los símbolos externos, se caracterizaba por la exuberancia de la Escultura que complementa la Arquitectura de los edificios que construyeron: programas historiados labrados en arquivoltas, capiteles, fajas...

La segunda reforma es la Orden de Císter (1119), preconizada por el abad Esteban Hardin mediante la Regla "Carta de Caridad".
Dentro de la reforma cisterciense, fue, sin embargo, el abad Bernardo de Claraval quien dio un enorme impulso a la antigua Orden de San Benito, de manera que en 1153 la comunidad benedictina contaba con una red de 343 monasterios, de los que 38 eran del Císter; recordemos, por otra parte, que Bernardo tuvo considerable influencia en la fundación de la Orden del Temple (1129).

Benedictinos-Clunyacenses-Cistercienses-Templarios... una sutil línea de continuidad en ciertas tradiciones cristianas, que se pone de manifiesto tanto en las formas aparentes como en los contenidos esotéricos.

Pero volvamos a la Orden del Císter.
La "Carta de Caridad" significó una vuelta a la pureza, a la filosofía más sobria del cristianismo: la Regla se tradujo en normas comunitarias de total pobreza, de humildad y de absoluta entrega a la oración y la reflexión.
El Duelo y la Pureza se expresan, respectivamente, mediante dos no-colores, que están ubicados en lugares diametralmente opuestos de la Paleta del Demiurgo.
El Duelo, la Negación de la Vanidad en la Vida, la Fertilidad... se representan por el Negro, tal como era el hábito de los monjes clunyacenses. La Luz, la Pureza, la Inocencia... son Blancas: es el hábito para los monjes cistercienses; de este mismo aspecto, blanco y puro, será seleccionada la piedra caliza para la fábrica de los edificios de la Orden del Císter, de sus inmaculados monasterios... ...y de aquella misma filosofía de austeridad está impregnada toda su Arquitectura...
...Así sería también el Monasterio de Bonaval, cuyas ruinas vamos a visitar en esta senda.
Se ha datado en 1164 el año en que Alfonso VIII concedió a la Orden del Císter el uso de las tierras que se hallan en este lugar, a ambas orillas del Río Jarama; un precioso valle que da nombre al monasterio: Bonaval quiere decir "Buen Valle".

Observa, cuando lleguemos, la torre-vigía de aspecto defensivo, que también hace de campanario, y la disposición del edificio principal con relación a otras dependencias, así como los dormitorios de los monjes...
...Observa también... ...bueno, cuando estemos allí, hablaremos de todo ello...



Como complemento a esta actividad, hemos elaborado un texto que documenta aspectos interesantes sobre la misma.
Para cualquier información al respecto, puedes dirigirte a la dirección de contacto que aparece al principio de esta presentación.




Lugar de realización:   Tamajón - Retiendas, Guadalajara.

Distancia a Madrid:   120 km.

Temporada óptima:   Primavera, Verano, Otoño, .

Capacidad máxima:   35 personas.

Duración:   7 h.

Solicitar esta actividad